El uso de fertilizantes más eficientes que incluyen inhibidores de la nitrificación o técnicas de agricultura de conservación permiten mantener el suelo fértil más tiempo reduciendo el impacto en el medio ambiente. Más del 20% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero proceden de la agricultura. Con el objetivo de aumentar la productividad reduciendo el impacto ambiental, la agricultura actual tiene el reto de reducir las emisiones gaseosas asociadas a la intensificación agrícola (N2O, CO2, CH4, NOx y NH3). Desde hace más de una década, el grupo de Contaminación de Agroecosistemas por Prácticas Agrícolas (COAPA) de la Universidad Politécnica de Madrid está desarrollando nuevas fórmulas de fertilizantes más eficientes que incluyen inhibidores de la nitrificación y ureasas, que reducen las emisiones de gases de una forma significativa [1], sin que esto afecte a la producción [2].

Otro reto importante en el que trabaja el grupo COAPA es la determinación los factores de emisión de gases –cantidad de contaminante emitido a la atmósfera por unidad de actividad- en distintos tipos de cultivos y prácticas agrícolas. Estas líneas de investigación se realizan en colaboración el grupo de Sistemas Agrarios (AgSystems) y con la empresa EuroChem Agro, financiadora de una parte importante de los trabajos, lo que facilita la transferencia del conocimiento al sector productivo.

Asimismo, la pérdida de nitrógeno por lixiviación representa uno de los mayores problemas medioambientales a los que se enfrenta nuestra agricultura intensiva, ya que provoca problemas de eutrofización de los cuerpos de agua [3]. Las técnicas de agricultura de conservación y cubiertas vegetales permiten mejorar el uso de nitrógeno en sistemas agrícolas mitigando los problemas de contaminación difusa y manteniendo la producción y calidad de los cultivos. En este sentido, los estudios realizados por los los grupos Sistemas Agrarios (AGSystems) y grupo IMIDRA en agrosistemas de regadío y olivar han demostrado que el uso de cubiertas vegetales, también denominados cultivos intercalares, permite el control de la erosión suelo, el control de la lixiviación de nitratos, además de permitir su uso como abono verde o su aprovechamiento como forraje favoreciendo así una producción más sostenible.

Por su parte, las técnicas de manejo como intensidad del laboreo, rotación de cultivos (inclusión de leguminosas y cultivos cubierta), aplicación de residuos y abonos orgánicos, son estrategias que se están promoviendo desde las instituciones con el fin de mejorar el uso de nitrógeno y la sostenibilidad de los sistemas de cultivo. En esta línea trabajan los grupos de Calidad de suelos y aplicaciones medioambientales (CASAM) y el grupo de Conservación y Menejo de suelos – Producción Vegetal (COSVE) cuyos trabajos han demostrado que las técnicas de siembra directa o no laboreo mejoran la calidad del suelo, propiedades tanto físicas y químicas como biológicas, y reducen la proliferación de malas hierbas. También es importante profundizar en los mecanismos de entrada y asimilación de nitrógeno y disponer de herramientas de diagnóstico mediante modelos que permitan ajustar el aporte de nítrógeno (fertilización orgánica e inorgánica) con la demanda del cultivo, como indican los trabajos de modelización realizados por los grupos COAPA y AGSYSTEMS. De esta manera, el consorcio AGRISOST desarrolla diferentes aproximaciones metodológicas con el objetivo de definir prácticas agrícolas que disminuyan las pérdidas de nitrógeno, así como emisiones de gases de efecto invernadero, manteniendo la ferilidad de los suelos agícolas.

[1] Menéndez, S., Merino, P., Pinto, M., GonzálezMurua, C., Estavillo, J. M., 2009. J. Environ. Qual. 38, 2735
[2] Abalos, D., Sanz-Cobena, A., Misselbrook, T., Vallejo, A., 2012. Effectiveness of urease inhibition on the abatement of ammonia, nitrous oxide and nitric oxide emissions in a non-irrigated Mediterranean barley field. Chemosphere 89, 310-318
[3] European Commission, 2000. Council directive of 23rd October 2000 establishing a framework for community action in the field of water policy (2000/60/ec).Official Journal of the European Community (22/12/2000 L2327/2001 to 2073)